viernes, 28 de diciembre de 2007

Finalmente



Queridos naufraguitos, como ultimamente la cosa va de poetas y religión aquí os dejo un poema propio que trata sobre el tema en cuestión.
P.D.: No apto para creyentes


Quiso mantenerse a pie de página,
como una nota
en la memoria de un anciano.
Mantuvo la sombra sobre su cara,
ocultando sentimientos
escondidos en las profundas arrugas del pasado.
Robó al tiempo un puñado de arena,
para recuperar los segundos
que le quitó el pecado.
Escapó del infierno con una sola pluma,
manchada en su punta
por la sangre de un ángel arcano.
Rompió su caja de Pandora,
dejando escapar los miedos
que el destino le tenía preparados.
Y finalmente mató a Dios,
con un puñal
que él mismo había forjado.

lunes, 24 de diciembre de 2007

Luis Eduardo Aute - De alguna manera

Como ultimamente la cosa va de poetas qué mejor que dejaros a un poeta con guitarra como es Aute y con una de mis canciones favoritas, que por suerte o por desgracia hace honor a mi carrera amorosa...

domingo, 16 de diciembre de 2007

El verdadero poeta


La diferencia entre el aficionado y el poeta es que el aficionado sólo es capaz de escribir en los momentos de extrema tristeza o extrema felicidad y escribe con la inspiración salida de su situación momentánea, por lo que sólo le escribe al presente o a un relativo presente.
El verdadero poeta es capaz de crear la inspiración en cualquier estado de ánimo y así puede escribir tristezas estando feliz y alegrías estando triste, de tal manera que le puede escribir al pasado, al presente y al futuro.
Los sentimientos extremos pueden dar buenos poemas, pero, sin duda, los mejores salen de la cordura del loco melancólico que en todo momento necesita boli y papel por si el pasado, el presente o el futuro lo poseen y salvan su mudez con una mano amiga que escribe sus memorias como si de un diario jeroglífico se tratara.
El verdadero poeta usa su vida como papel y sus sentimientos como tinta. Puede sacar de una sonrisa un verso y de un recuerdo un poema. Puede hacer del momento más triste algo hermoso y reírse de la tragedia descaradamente. Puede hablar con la muerte y no haber pedido cita con ella o encontrarse con un dios siendo profundamente ateo.
El verdadero poeta escribe en la calle, en el autobús, en su cuarto, bajo un árbol… En definitiva, escribe allá donde una brisa, un sonido, una sensación, un algo le encienda la sed y solo pueda calmarla vertiendo palabras líquidas sobre lo que antaño fue un árbol.
Ya apenas quedan poetas y sobran aficionados que sólo saben escribir con la pasión poseyendo su mano ejecutora y cuando pierden la pasión pierden la mano, y un lápiz no es más que un lápiz y una hoja no es más que una hoja en las garras del aficionado.
El verdadero poeta gusta más de los poemas de otros que de los suyos propios y se alegra de ver que no es el único que deja flores en un cementerio donde las lápidas están llenas de versos, pues los poetas han muerto.


Firmado:

Un poeta aficionado

jueves, 6 de diciembre de 2007

Educación para la ciudadanía

Queridos naufraguitos, tras este maravilloso video del magnífico Wyoming y su imparable ironía, hoy quiero hablaros sobre la asignatura nueva que se ha incluido en la educación de nuestros pequeñuelos:
EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA.

Dicho sea por delante que he tenido un libro de esta asignatura en mis manos y he acudido a una clase en el instituto Virgen de las Nieves, por lo que no hablo desde el desconocimiento.

Aclarado esto, tengo que decir que esta asignatura la estaba pidiendo a gritos nuestro sistema educativo, pues la falta de valores se está convirtiendo en común rasgo entre las nuevas generaciones y esta asignatura pretende educar desde pequeños a las personas para que aprendan a respetar a los demás, a repudiar el racismo, a moverse en la igualdad y eliminar el machismo. También contiene capítulos dedicados a conocer para qué sirve el Parlamento, qué son unas elecciones, etc. en definitiva conocer sutilmente los tres poderes que componen nuestro país.

Esta asignatura ha tenido dos grandes opositores:
El gran enemigo de ZP, el Partido Popular.
Obviamente el PP no puede aceptar que se incluya una asignatura que hará desaparecer todas las bazas con las que ellos se mueven. Y así tenemos cosas como el racismo que no les interesa que desaparezca, ya que así no podrían acusar a los inmigrantes de robarnos el trabajo.
Esta asignatura enseña a los niños cuáles son sus derechos y deberes, pero claro el PP no puede permitir que los ciudadanos conozcan más de lo que deben, vaya a ser que se les suban a las barbas y pidan más de lo que pueden.
Por otro lado( pero de la mano), nos encontramos a la Santa Madre Iglesia que no quiere que el Estado adoctrine a nuestros pequeños, puesto que lo quieren hacer ellos. Claro está que estos jerarcas católicos no pueden permitir que una asignatura les robe su "verdadera" interpretación de la vida.
Y yo les digo a estos monigotes con sotana que si quieren criticar algo que primero se informen, porque esta asignatura no pretende dar una explicación del origen del hombre sino dar a los niños unos valores con los que educarse, unos valores precisamente reflejados en la doctrina cristiana, igualdad, respeto, etc. así que si quieren montar un apocalipsis que miren sus propias creencias a ver si van a terminar en el infierno.

martes, 4 de diciembre de 2007

Quise

Aquí os dejo un breve poema propio fruto de la angustia de la falta de inspiración...

Quise escribir un poema,
y me cegó el silencio.

Quise recitar una estrofa,
pero no escuchaba mi pensamiento.

Quise robar un verso,
sin intención de devolverlo.

Quise crear una palabra,
con cada uno de mis sueños.

Quise escuchar una sílaba,
de unos labios negros.

Quise inventar una letra,
para ocultarla en el alfabeto.

domingo, 2 de diciembre de 2007

Suicidio prematuro

Queridos amigos y amigas, así empiezan mis andanzas por la isla, con un poema de mi propia cosecha creado desde mi isla.

Espero que os guste...



Se suicidó al nacer,
y no avisó de su muerte,
pues nadie le preguntó
si quería salir a un mundo
que todavía estaba por florecer.

Se suicidó al nacer,
cansado de estar vivo
en una prisión sin sentidos,
oscura, húmeda y sin brillo,
encadenado bajo un eterno anochecer.

Negándose a comenzar con un llanto,
saliendo por los pies primero
con la cabeza libre de espanto,
limpio de agua bendita para beber.
Se suicidó al nacer,
para hacer las cosas al contrario,
para negar a Dios su creación,
para pensar sin roles de anticuario,
para burlar a la guadaña y su calendario.

Se suicidó al nacer,
y renunció a la fe,
para poder vivir alado.

Y comenzó por la muerte,
para terminar en la vida.

Se suicidó al nacer,
para libre,
poder llegar a ser.