domingo, 7 de diciembre de 2008

Tormenta que precede la calma



Tormenta

Los teloneros de los cielos
corren el húmedo telón,
algodones impregnados en tinta
que hacen raudo el atardecer.
El director Eolo
deja escapar a Bóreas,
que corre tras el aire
en infinita carrera,
comenzando así la hercúlea tormenta.

Llanto de nube,
estampida de gotas empapa la tierra.
Suspiros de nublo,
rompen el silencio apoderado del cielo.
Dragones brillantes,
huyen buscando el atormentado suelo.
Los árboles bailan,
empujados por una fuerza invisible.
Las aguas hierven,
picoteadas por abejas líquidas,
mientras las rocas aguantan estoicas
la tremenda embestida.



La calma

Ya sólo quedan sollozos
de aquella rabia contenida.
En las alturas pueden verse
pequeñas luces fugitivas,
escapadas de la húmeda prisión
antes negra, ahora albina.
Lágrimas cubren el paisaje
de una mujer divina,
Tierra es su nombre,
Gaia se apellida.

Todo está en calma,
el único sonido,
el tintinear de campanas
que estallan en racimo.
Eolo se ha dormido,
Bóreas enjaulado,
y los teloneros abren paso
a un cielo despejado.

Detrás de cada poesía hay un mensaje oculto...

2 comentarios:

My dijo...

llego a tu isla y no se
si dejarme envolver por ese manto de lluvia, si dejarme arrasar por ese trueno que se ahoga en tu garganta, si dejarme morir en ese relámpago que irrumpe tus noches vacías para llenarlas de tormenta y aguacero.

llego y la verdad.. no se.. si prefiero desatarme entre tus brazos mientras corremos de la mano como dos locos por la playa, si el caer en tu arena mojada me dejará sin fuerzas o sin embargo me devolverá la vida que en medio de este vértigo se nos escapa.

llego hasta ti, soy de nuevo un náufrago sediento de tus versos, llego al borde de tu isla para morirme y abandonarme en esa calma que dejaste al llevarte lejos de mi la tormenta que me vaciaba.

llego y sabes que me cuesta irme..
que no quiero quedarme sóla viendo el mar anclando con nostalgia sus olas en mi playa.

llego y no me voy.
me quedo.
de nuevo.
a recortar gaviotas en el cielo,
a pegar estrellas en el techo de tu habitación.

my náufrago, gracias por estar siempre.

te abrazo.

My dijo...

.. esta lloviendo.

hace frio.. sabes..

vengo desvalida.. a recoger la certeza de que llegará la calma y con ella tu abrazo y el sosiego de saber que no nos alcanzarán los fantasmas..

no vayas a irte..

sshhh..