sábado, 14 de febrero de 2009

La tierra que me vio nacer...II


Paseo con Lorca

Cada inspiración colorea mis pulmones
con aroma rosa, blanco y amarillo.
Cada parpadeo oscurece la idea
de un tangible paraíso.
Las montañas de madera y verde
bailan inmóviles con sus sombras al unísono.
Cada voz suena a poesía
cantada por gorriones y mirlos.
Las aguas diamante susurran lentas
en fugaces versos líricos.
Cada paso que doy
es un regalo para mis sentidos.


Hace tiempo que guardaba este poema y surge ahora inspirado por las palabras de mi querido Farero, a la vez que estos versos me trasladan la cálida sensación de mis paseos por mi Granada y el deseo de poder disfrutar de ellos en compañía de alguien especial que ensucia sus pies con la arena de mis costas...

1 comentario:

El Farero dijo...

La tierra que nos ha visto nacer es la misma tierra donde el yace... Tomamos su poesia de los frutos y su espíritu del agua de Granada.
Tu palabra es el regalo para mis sentidos, y mi corazón honras, sin con la mía consigo emocionarte.

Desde que habito este faro mis días son más lúcidos, durante la noche, cuando te veo en la distancia calentando tu mano con el fuego de la palabra.