martes, 30 de junio de 2009

No te conformes con ser mediocre



Palabras geniales de un genio que es un alguien genial...

Nada más que añadir, sólo reflexionar...

jueves, 18 de junio de 2009

Contradicciones coherentes



Preso nocturno

Necesito amar,
pero no sé cómo.
Jaula de barrotes herrumbrosos
que se desmoronan lentamente
sobre el reino de Morfeo,
y me desvelan una noche eterna,
que dura todo el día.
No quiero al Sol,
porque quema los brotes de esas flores
que causan en mí
el estertor de vida.
Oscuro néctar que beben
mis versadas memorias.
Pirámides que esclavizan las almas
de cinco guerreros avezados
en la batalla líquida
absorbida por enemigos íntimos
diáfanos y albos.

Necesito amar,
pero no sé cómo.
Sombras de realidades ajenas,
que castigan con cadenas
de ilusiones y espejismos,
que evaporan con el tacto
de promesas e idilios.
Disfraces de falsos personajes,
mentiras que me consumen
como el fuego a los cirios.
Roles de falsos hombres,
engaños que me carcomen
como el viento a los riscos.

Necesito amar,
pero no sé cómo.
Quizás por miedo a fracasar.
Quizás por miedo a mí mismo,
pero necesito amar,
aunque no sé cómo conseguirlo.



lunes, 8 de junio de 2009

Naufragios...



Extraño Naufragio

Qué extraña sensación
se apodera de mí
cuando me poso
sobre la seda y la miel
de tus besos.

Qué extraño deambular
cuando recojo las botellas
que diste a la mar
y leo tus mensajes ocultos
repletos de enigmas y secretos.

Qué extraña sensación
ver correr a la soledad
cuando observo tus pisadas
impresas sobre mi arena
de azúcar y sal.

Qué extraño limbo
verte y no verte,
sentirte ausente
lejos de mi cuerpo,
dentro de mi mente.

Cerrar juntos las puertas que abrimos,
echar la llave, yo, solamente.
Construir muros de cristal
para mirarte sin poseerte.
Animal enjaulado,
cimarrón demente.

Extraña sensación
volver a ser montaraz
de una isla
que no parece diferente,
a pesar de tu ausencia,
a pesar de mi suerte.

Qué extraño soñar
con la sensación
de naufragar
en un nunca jamás
para siempre.

Qué extraño adiós.
Qué extraño volver a verte
endiosada, prohibida, inalcanzable
para este mortal,
que tropieza nuevamente.