martes, 24 de agosto de 2010

De isla a isla

Un nuevo camino se dibuja bajo mis pasos y ha llegado el momento de recorrer la siguiente etapa de esta aventura que llamamos vida.
Dejo familia, amigos, mi ciudad, recuerdos; pero sobre todo dejo una parte de mi alma que siempre permanecerá en la tierra y las gentes que me vieron nacer y crecer. A todos ellos decirles que en mi corazón y mi memoria tienen su hueco.
No tengo nada más que decir, pues las buenas historias las traeré a mi regreso.








"Yo, ya no soy yo. Por lo menos no soy el mismo yo interior."