domingo, 15 de enero de 2012

Desamor desgarrado IV: Tu frialdad...


Ante tal maestría uno se queda sin palabras...