domingo, 17 de febrero de 2008

Poema para Julia


Este poema está dedicado a una mujer que cruzó el océano para volar hacia su sueño...

Lejos
Lejos, muy lejos
ella camina sobre las nubes
y la tormenta se despeja
bajo sus pies de hada.

Lejos, muy lejos
una mujer mira al cielo
y llueve tan dulce
que las flores son de caramelo.

Lejos, tan lejos
como sus sueños la llevaron,
una mujer parte henchida
de ideales y amor.

Lejos, tan lejos
donde se respira revolución,
un guerrillero se arrodilla
eclipsado ante su presencia.

Tan lejos y tan cerca,
un corazón en dos mitades.
Una se quedó en Granada,
la otra cruzó los mares.

Tan lejos y tan cerca,
que beso su foto
y ella sonríe en la distancia.
Que susurro a su almohada
y ella sueña que está en casa.

Lejos, muy lejos,
Tan lejos, pero tan cerca
que huelo a ella
por el último abrazo que le di.

1 comentario:

Anónimo dijo...

HAGAMOS UN TRATO

Compañero,
usted sabe
que puede contar conmigo,
no hasta dos ni hasta diez
sino contar conmigo.

Si algunas veces
advierte
que lo miro a los ojos,
y una veta de amor
reconoce en los míos,
no alerte sus fusiles
ni piense que deliro;
a pesar de la veta,
o tal vez porque existe,
usted puede contar
conmigo.

Si otras veces
me encuentra
huraña sin motivo,
no piense que es flojera
igual puede contar conmigo.

Pero hagamos un trato:
yo quisiera contar con usted,
es tan lindo
saber que usted existe,
una se siente viva;
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos,
aunque sea hasta cinco.

No ya para que acuda
presurosa en mi auxilio,
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

MARIO BENEDETTI Y JULIA