viernes, 9 de mayo de 2008

No ver, no oír, no hablar


Hoy la poesía se dibuja y la pintura se escribe.
Garras en la noche,
emana tinta roja
de heridas inocentes,
que dibujan miradas
de niños sin miedo.

Arañazos en las sombras,
gatos negros erizados
por mirarse al espejo,
reflejando esperpentos
de realidades imaginadas.

Zarpazos en la oscuridad,
girones de humo
rasgados por la rabia
del animal ciego,
del animal ensordecido.

No hay comentarios: