viernes, 10 de abril de 2009

Mismas aguas, distintos ríos...

Big Fish



La historia de mi vida

Bebo de tus lágrimas
para poder respirar
como un pez fuera del agua.
El luto se desvela,
y dos ríos siameses
mueren antes de la mar,
barridos por la esperanza
de un feliz final.
Cuatro estrellas se enfrentan,
detienen el tiempo un instante,
y entre dulces bocados de colores
se entrelazan las historias
de dos caminos discordantes
que convergen entre rayos de sol y luna,
lejos del reloj y sus agujas.
Inmortales, soñadores de agua azucarada
nadando a contracorriente,
desprendiendo reflejos de plata,
una historia sobre piedra
que el martillo relata
a golpe de sabores
de fruta y escarcha.

"No diré no lloréis, pues no todas

las lágrimas son amargas"

No hay comentarios: