lunes, 21 de noviembre de 2011

Mi regreso...

Finalmente regreso al lugar desde donde partí hacia aquella aventura que tanto necesitaba. Unos quizás viajan para buscar aventuras, emociones nuevas, por turismo e incluso por sexo; pero mi viaje era una necesidad, algo más allá de emociones emocionantes (válgame la redundancia). Una intranquilidad se estaba gestando en mi interior y tuve que reaccionar ante aquellos demonios que turbaban mi alma. Sin embargo descubrí que los demonios viajan contigo y tarde o temprano tienes que enfrentarte a ellos cara a cara.

Quizás el cambio de escenario me permitió hacer frente a esos fantasmas, el cambio me permitió avanzar en pos de una nueva etapa vital o quizás sencillamente fue una aventura perdida en mitad del tiempo, quizás todo se resuma en la ida y el regreso porque, ¿qué significa volver?


No hay comentarios: