domingo, 16 de diciembre de 2007

El verdadero poeta


La diferencia entre el aficionado y el poeta es que el aficionado sólo es capaz de escribir en los momentos de extrema tristeza o extrema felicidad y escribe con la inspiración salida de su situación momentánea, por lo que sólo le escribe al presente o a un relativo presente.
El verdadero poeta es capaz de crear la inspiración en cualquier estado de ánimo y así puede escribir tristezas estando feliz y alegrías estando triste, de tal manera que le puede escribir al pasado, al presente y al futuro.
Los sentimientos extremos pueden dar buenos poemas, pero, sin duda, los mejores salen de la cordura del loco melancólico que en todo momento necesita boli y papel por si el pasado, el presente o el futuro lo poseen y salvan su mudez con una mano amiga que escribe sus memorias como si de un diario jeroglífico se tratara.
El verdadero poeta usa su vida como papel y sus sentimientos como tinta. Puede sacar de una sonrisa un verso y de un recuerdo un poema. Puede hacer del momento más triste algo hermoso y reírse de la tragedia descaradamente. Puede hablar con la muerte y no haber pedido cita con ella o encontrarse con un dios siendo profundamente ateo.
El verdadero poeta escribe en la calle, en el autobús, en su cuarto, bajo un árbol… En definitiva, escribe allá donde una brisa, un sonido, una sensación, un algo le encienda la sed y solo pueda calmarla vertiendo palabras líquidas sobre lo que antaño fue un árbol.
Ya apenas quedan poetas y sobran aficionados que sólo saben escribir con la pasión poseyendo su mano ejecutora y cuando pierden la pasión pierden la mano, y un lápiz no es más que un lápiz y una hoja no es más que una hoja en las garras del aficionado.
El verdadero poeta gusta más de los poemas de otros que de los suyos propios y se alegra de ver que no es el único que deja flores en un cementerio donde las lápidas están llenas de versos, pues los poetas han muerto.


Firmado:

Un poeta aficionado

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me gusto tu definicion de poeta y aficionado...