lunes, 19 de enero de 2009

Amistad, escaso tesoro

Breve poema de amor y amistad

Amigo mío,
finalmente nos une algo más
que la gran red artificial,
ahora compartimos papel y tinta
como la piel y sangre que nos pertenece.
Ahora compartimos algo más que versos,
y es que puedo sentir tus sentimientos
en la empática consonancia de nuestro universo.
Y es que puedo desenvainar el acero
en la misma batalla que te retiene.
Y es que nos sana la misma diosa
a la que adoramos en las noches.





2 comentarios:

Poeta Despierto dijo...

Toda sangre derramada es necesaria, si con ella nos encontramos en una cafeteria, en un olivo, en un parque.

Sabemos que estamos despiertos y atentos a las nubes del horizonte pero tengo la certeza de contar con tu barco encallado para cortar el viento y tu puedes contar con mis sueños de futuro para morir en ellos si hace falta.

Gracias por tu sangre, por tu pluma y por tu mano....

Un viajante dijo...

Cuando la amistad alcanza una comprensión etérea, espiritual...
Cuando el amor trasciende la barrera común de lo físico...
Entonces sabes que posees algo tan valioso que no puedes hacer más que alimentarlo.

Gracias amigo mío.